Educación Inicial: 91 años formando al futuro del Perú

05/25/2022

El 25 de mayo se conmemoran 91 años de la creación del primer jardín de infantes por las hermanas Emilia y Victoria Barcia Boniffatti, quienes bajo el lema “todo por amor, nada por la fuerza”, trabajaron en beneficio de la infancia al implementar, en 1931, el primer jardín de infancia público en el Perú.

Tras 25 años de arduo trabajo, las hermanas Barcia Boniffatti, e inspiradas en las propuestas pedagógicas de Fröebel, Claparède, Decroly y Montessori lograron abrir 330 centros de educación inicial que significaron una gran oportunidad para el futuro de la niñez en diversas provincias del Perú.

Cabe destacar que los primeros años de vida son de suma importancia debido a que el cerebro presenta una alta plasticidad y desarrollo neuronal, por ello la calidad de las experiencias e interacciones, sumados a factores genéticos y ambientales, influencian notablemente en todas las dimensiones del ser humano como el desarrollo de las habilidades sociales, emocionales, cognitivas y motoras.

La Mag. María del Carmen Portella Tomas, docente de la Escuela de Educación Inicial – Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales en la Universidad de Ciencias y HumanidadesUCH, declara que la carrera de Educación Inicial, “es una labor que no lo puede realizar cualquier otro profesional, es más, ni siquiera nuestros colegas del nivel primaria lo pueden desarrollar con la misma facilidad que una maestra del nivel inicial: el cantar, jugar, bailar es una estrategia de aprendizaje, que requiere de una maestra con mucha creatividad e innovación diaria y constante”.

“Si solo nos dedicamos a cantar todos los días, caeríamos en la rutina y monotonía, algo que cansaría y aburriría a nuestros niños y niñas. Hay que aprender a sentir y conocer a cada uno de nuestros pequeños y actuar de acuerdo a la necesidad e interés de cada uno de ellos”, resalta la docente de Educación Inicial.

Algo importante para la Mag. Portella, es entender la comunicación que tienen los infantes, esta puede ser una comunicación corporal, gestual y verbal, por lo tanto, una maestra del nivel Inicial debe comprender y entenderlo muy bien.

Sobre la importancia de la Educación Inicial en la vida del ser humano, la Mag. Portella advierte que, “el nivel inicial es la única etapa de la educación que no se puede realizar fuera de la edad respectiva de nuestros niños. El nivel primario, secundario y superior lo podemos hacer en cualquier edad de nuestras vidas, pero el nivel inicial no se puede recuperar. En conclusión, la base de la educación de nuestros niños nunca se podrá recuperar”.

Muchos consideran que la carrera profesional de Educación Inicial solo se ejerce en las aulas, sin embargo esta profesión es muy dinámica, “es una carrera que abre muchos campos y estamos preparadas para desempeñarnos como maestra de universidad, docente en instituciones pedagógicas, asumir la dirección de instituciones educativas nacionales o privadas, hacer trabajos en el campo de la investigación, realizar asesorías, incluso ocupar cargos de confianza en instituciones o ministerios, también tener nuestro propio colegio, sala de estimulación temprana, guardería, así como trabajar en consejería de familias, Demunas, entre otras labores”.

Entre las cualidades que debe tener alguien que desea estudiar la carrera profesional de Educación Inicial, la Mag. María del Carmen Portella Tomas, aconseja el, “ser muy humana, empática, creativa y proactiva, así como ser muy rápida para actuar con lógica, sobre todo sentir que la labor que va a realizar con los niños y niñas no es trabajo. Algo interesante ocurre cuando una realiza esta actividad con cariño y amor a los niños. Es ahí donde una confirma que su vocación es ser maestra”.

Para ejercer la carrera profesional de Educación Inicial, la Mag. Portella sugiere que lo principal “es ser activa, atenta y  muy asertiva para solucionar las necesidades y problemas que se presenten, asimismo también deben saber cómo actuar frente a los logros que alcanzan nuestros niños y niñas”.

“Ser docente en el nivel inicial es más que una profesión, es una pasión, realmente se debe de nacer con las características de mostrar mucha empatía, paciencia, solidaridad y ser, insisto, muy proactiva; así como reconocer que podrá interactuar con menores de 6 años”, destaca la docente de la UCH.

“Me emociona saber que somos responsables y formadores de seres humanos para el futuro, particularmente, cuanto más pequeños de edad son los infantes, es más satisfactorio el logro que podemos desarrollar en ellos, son como una esponja que absorben todo y son más predispuestos en referencia a la secuencia de actividades que realizan y sus emociones son  sinceras”, puntualiza la Mag. Portella.

“Lo que hay que lograr en primera instancia es la afectividad y el apego seguro. Darle la importancia a cada actividad que ellos realizan y aprovechar ello para reforzar y/o retroalimentar”, sostiene.

Para quienes tienen el deseo de convertirse en maestras de Educación Inicial, la Mag. Portella aconseja, “esta profesión conlleva a trabajar con seres humanos, por lo tanto forjamos a futuros ciudadanos y somos responsables de la base en su formación como personas. Es una carrera muy bonita y ofrece muchas satisfacciones emocionales, además en la actualidad es muy rentable. Esta es una labor constante y como tal, debemos sentirnos bien seguras de querer ser maestras y mucho más de niños y niñas menores de 6 años. Estudiar esta carrera debe ser su primera opción y no una alternativa”.

En la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la UCH, la carrera profesional de Educación Inicial es una de las opciones disponibles para quienes sienten la vocación enseñar a niños y niñas en sus primeros años de vida, “la UCH se caracteriza por priorizar desde los primeros ciclos, la oportunidad de interactuar en el campo de la docencia, en sus diversas asignaturas nuestras estudiantes trabajan en el currículo que responde a la realidad de la práctica de la docencia”, declara muy segura la Mag. Portella.

“Otro de los motivos para estudiar en la UCH es que el personal docente está conformado por profesionales que están ejerciendo actualmente la docencia en aulas de zonas urbanas y rurales, incluso muchos se desempeñan en la dirección de Instituciones Educativas”.

“Los docentes tienen amplia experiencia como docentes promotoras, coordinadoras de programas no escolarizados, docentes del I ciclo, brindando atención en comunidades educativas, son docentes que están trabajando en base a proyectos, docentes que investigan, que publican sus investigaciones, que asesoran a las futuras maestras y también se desempeñan como especialistas en las Unidades de Gestión Local (UGEL), y como asesoras en el Ministerio de Educación”, detalla la docente de la UCH.

“Es satisfactorio y muy motivante rodearse de docentes con amplia experiencia que se capacitan, siguen estudios de posgrado y están constantemente mejorando sus metodologías de enseñanza”, destaca la Mag. Portella.

En esta conmemoración de los 91 años de la Educación Inicial en el Perú, la Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales por medio de la carrera Profesional de Educación Inicial, renueva su compromiso con la niñez y la formación de docentes sensibles para el desarrollo de habilidades comunicativas, sociales y motoras, necesarias para interactuar e importantes para crecer en todos los aspectos de quienes son el futuro del país.

Compartir: 

Información de carreras

Números de asistencia