08 de agosto del 2017

“No basta con tener títulos, posgrados o especializaciones”

¿Qué se valora actualmente en los profesionales? Elsa Portilla, de Oportunidades Laborales UCH, nos explica sobre las habilidades blandas.


Al momento de seleccionar a un nuevo personal, las instituciones o empresas basaban su búsqueda en los conocimientos académicos obtenidos por el postulante a lo largo de su formación universitaria, así como en los diplomados o especializaciones que aparecían en su curriculum vitae; sin embargo, esta práctica ha cambiado.

Hoy en día, los empleadores requieren más que eso, ahora buscan identificar una serie de habilidades blandas (aptitudes y destrezas relacionadas con las relaciones sociales y la personalidad) en el postulante.

Elsa Portilla, responsable de la oficina de Oportunidades Laborales en la Universidad de Ciencias y Humanidades (UCH), señala que entre las habilidades blandas más solicitadas están las comunicacionales.

“El trabajo en equipo, la adaptación al cambio, la capacidad para negociar y resolver problemas, la optimización del tiempo, la tolerancia al trabajo bajo presión y el respeto por las opiniones ajenas son las habilidades blandas más requeridas”, expresó la magister en sociología.

En tanto, para cargos de responsabilidad y/o directivos, Portilla Salazar manifiesta que la habilidad que debe primar es el liderazgo, “para este tipo de puestos uno tiene que tener iniciativa, capacidad de asumir retos y sobre todo compromisos con seguridad y responsabilidad”.

Portilla detalla asimismo que “el hecho de manejar una imagen impecable, saber comunicarse asertivamente, hablar en público (para capacitar, exponer en charlas o conferencias), saber llevar reuniones de negocios o acuerdos, y tener un excelente trato con el personal que le rodea, son habilidades muy apreciadas en el mundo profesional actual”.

¿Cómo desarrollar las habilidades blandas?

La responsable de la oficina de Oportunidades Laborales de la UCH contó que los estudiantes de esta casa de estudios participan en una propuesta académica de formación integral que incluye actividades artísticas y deportivas; y que la estructura curricular de cada carrera está orientada a la investigación, disciplina que les permitirá generar conocimientos, innovar y aportar a la sociedad.

“Si dos personas postulan al mismo puesto y tienen la misma formación profesional que aprendieron en la universidad, la diferencia se dará en las habilidades blandas que poseen.  Las cuales serán un sello o una marca personal que les dará el valor agregado que los diferenciará”, resaltó Portilla.

Compartir: 

Déjanos tu comentario

Make sure you enter the (*) required information where indicated. HTML code is not allowed.

Redes sociales

Custom Theme Profiles Management

Clear

Those Images in folder YOURTHEME/img/patterns/

Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Clear

Those Images in folder YOURTHEME/img/patterns/

Clear
Clear
Clear
Clear
Clear

Those Images in folder YOURTHEME/img/patterns/

Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Clear
Style Selector
Colors
Layout type